Europa respeta los derechos LGTBI

 En Noticias, Nuestras Entidades

La presidencia española de la Unión Europea en materia de derechos LGTBI+ ha sido positiva. Esto es lo que afirma el último informe elaborado por la Federación Estatal LGTBI+ (FELGTBI+). Sin embargo, aún quedan pendientes muchos retos y desde la organización animan a votar el próximo 9 de junio para proteger los derechos del colectivo LGTBI contra la discriminación.

Óscar Rodríguez, vocal de Relaciones Exteriores de la Federación Estatal LGTBI+, ha declarado: “Aunque siempre se puede ir más allá, la presidencia de España en Europa ha servido para exportar nuestros valores comprometidos con la diversidad. Durante el semestre que España tuvo la presidencia, se ha contribuido de manera favorable a generar un marco internacional pro derechos LGTBI+ en Europa. Esto puede favorecer la adopción de políticas anti discriminación en países en los que no están tan desarrolladas”.

Aunque Bélgica, que ostenta la presidencia actual, está comprometida con la no discriminación, les preocupa que accedan a ella países como Hungría. “Por eso es importante acudir a las urnas”, ha manifestado Rodríguez.

Acciones positivas en materia de derechos LGTBI+

La firma de la declaración “Avanzando los derechos LGTBIQ en Europa” en julio de 2023 supuso “un paso crucial hacia la creación de un entorno seguro y acogedor para las personas LGTBI+ en toda Europa”, según han declarado desde la FELGTBI+.

El texto suscrito instó a la Comisión Europea a adoptar una segunda Estrategia para la Igualdad LGBTI+, a partir de 2025, y a mantener el cargo de Comisario/a de Igualdad para la integración de los derechos LGTBI+ en todas las políticas de la UE. Además, hizo un llamamiento a los Estados miembros a aplicar estrategias nacionales que aborden la discriminación contra las personas LGTBI+, en sintonía con la Estrategia de la Comisión Europea.

El estudio también hace mención a la Declaración Ministerial conjunta sobre la garantía de la salud y los derechos sexuales y reproductivos en la Unión Europea, que se firmó en 2023 en Zaragoza por 15 líderes europeos. En ella, se invitó a las instituciones de la UE y a los Estados miembros a garantizar que todas las personas en edad reproductiva tengan acceso a tratamientos de fertilidad, independientemente de su orientación sexual, entre otros.

De otro lado, la presidencia española también tuvo un papel positivo en el impulso de la Ley de Inteligencia Artificial y en el tratamiento de la intersección entre la salud mental y el trabajo precario en el que abordaron las desigualdades estructurales que afectan a la salud mental y a su relación con el trabajo. Además el Consejo adoptó una Recomendación para promover la retención de talento con el objetivo de fomentar la igualdad de género y la inclusión en el ámbito de la investigación y la innovación en Europa.

Áreas en las que pudo ser mejorable

El informe también identifica tres áreas en las que la labor de la presidencia española en la Unión Europea pudo ser mejorable, como en la negociación en el Consejo sobre delitos y discursos de odio. Aunque abordó el tema, el Consejo no consiguió ampliar la lista de eurodelitos para que se consideren como tal “todas las formas de delitos y discursos de odio, ya sea por razón de raza, religión, género u orientación sexual”, cuestión que lleva archivada desde hace tres lustros.

El segundo tema en el que se considera que se pudo haber hecho más fue en la propuesta de reglamento sobre filiación. El análisis sugiere que la presidencia española podría haber trabajado más para lograr consensos entre los Estados miembros o solicitar a la Comisión un cambio hacia una cooperación reforzada. Por último, también se indica que España podría haber impulsado la Propuesta de Directiva del Consejo de 2008, estancada desde años en el Consejo, para aplicar el principio de igualdad de trato a personas independientemente de su religión, discapacidad, edad u orientación sexual.

 

Noticias recomendadas
Memory: 124.8984MB (24.39% of 512MB)