Yolanda Besteiro, presidenta de la Plataforma de ONG de Acción Social

«Marcar la X Solidaria es un gesto extraordinariamente normal»

 En Entrevistas
Yolanda Besteiro, en una imagen de la campaña X Solidaria

El pasado 6 de abril se inició el plazo para que todas las personas contribuyentes presenten su Declaración de la Renta del ejercicio 2021. Y pese a tratarse de un trámite puramente fiscal, también guarda una conexión muy directa con el plano más humano. Su casilla 106, de Actividades de Interés Social, da la oportunidad de contribuir a paliar las desigualdades sociales. Lo hace a través de la destinación de fondos para financiar programas de ONG que intervengan en la situación de personas con adicciones, menores procedentes de familias en riesgo de exclusión o mujeres inmigrantes, entre otros grupos. Es, en definitiva, la base necesaria para que la labor de las personas que trabajan en las entidades sociales, y de aquellas otras que realizan voluntariado, pueda llegar allí donde más se necesita.

Para visibilizar estas situaciones y cómo la casilla 106 puede ayudar a transformarlas, las entidades del tercer sector lanzan cada año la campaña “X Solidaria”. Se trata de una iniciativa coordinada desde la Plataforma de ONG de Acción Social en la que las organizaciones hacen un llamamiento a la ciudadanía para que se sumen a un movimiento que ayude a las personas más vulnerables. Yolanda Besteiro, presidenta de la Plataforma de ONG, es una de las principales impulsoras de la campaña. Junto a ella conocemos todos los detalles de un pequeño gesto que puede hacer posibles grandes metas.

¿Qué es la asignación tributaria del IRPF?

Es un importante instrumento de la Política Social del Estado en beneficio de las personas en situación de vulnerabilidad. Cada año, al realizar la declaración de la renta, las personas contribuyentes tenemos la opción de decidir el destino de una parte de nuestros impuestos que nos han sido retenidos a lo largo del año. En concreto, nos permite destinar un 0,7% de la cuota íntegra y esto es muy importante, sin que nos cueste nada. Es decir, no tienes que pagar más ni te devuelven menos al hacer la declaración de la renta.

Este año, ¿qué importancia tiene marcar la X Solidaria en el contexto que estamos viviendo?

Tras dos años de pandemia, la crisis sanitaria, social y económica provocada por la COVID19 ha aumentado aún más la vulnerabilidad de muchísimas personas. Sin embargo, gracias a las personas contribuyentes que marcaron la X Solidaria, las ONG trabajaron de manera extraordinaria, aún más, para ayudar y asistir a millones de personas que lo necesitaron. Ahora esta ayuda sigue siendo igual de importante, ya que la pandemia ha afectado especialmente a las personas más vulnerables, por lo que, para poder tenderles la mano, uno de los gestos más sencillos que se pueden hacer, pero con una repercusión extraordinaria, es marcar la casilla 106 “Actividades de Interés Social” en la renta y ayudar así a millones de personas.

¿Qué tipo de programas desarrollan las ONG gracias a las personas que marcan la casilla “X Solidaria”?

Son programas que, todos los años, atienden diferentes realidades concretas como puede ser la asistencia y el apoyo a personas mayores en centros de día o en sus domicilios; la ayuda a personas con discapacidad física, intelectual, así como a sus familias. Además, esta ayuda también se concreta en la asistencia a personas sin hogar, la lucha por la erradicación de la violencia de género, la integración laboral; así como la atención a población rural, y la atención psicosocial a personas diagnosticadas con cáncer, entre otras.

¿Cómo se decide qué programas o actividades deben ser financiados con este dinero?

Los programas que desarrollan las ONG son concedidos de manera fundamentada, a través de las subvenciones de las diferentes administraciones y su control está sujeto a la Intervención General del Estado. La gestión de los fondos se realiza entre la Administración General del Estado y las CCAA.

Durante los últimos años, ¿cómo se han implicado las personas que marcan la casilla “X Solidaria” y cómo ha evolucionado la recaudación?

Desde que la Plataforma inició en 2002 esta campaña de sensibilización, hemos pasado de 6.887.666 declarantes que marcaban esta casilla a 11.646.682 en 2021. En cuanto a la recaudación, hemos pasado de 115.237.000€ en 2002 a 386.865.000€ en 2021. El último año, debido a la crisis de la COVID19, la recaudación se ha visto afectada disminuyendo, respecto al año anterior en 346 mil euros, lo que pone de manifiesto la necesidad de que más personas se sigan sumando a marcar la casilla solidaria de la renta para seguir apoyando a las personas y a la sociedad.

Si todas las personas contribuyentes que en la actualidad no marcan la “X Solidaria” lo hicieran ¿cuánto dinero se podría recaudar?

Pues en lugar de los 386 millones de euros recaudados en 2021 se podría alcanzar la cifra de 631 millones de euros.

¿Supone algún coste adicional marcar la “X Solidaria”?

No, cuando se marca la casilla de Actividades de Interés Social se elige libremente que una pequeña parte del impuesto de la renta (un 0,7%) se destine a este fin solidario. No supone ningún coste adicional para la persona contribuyente en el caso de que la declaración resulte a pagar; ni tampoco una disminución del líquido que percibe, en el caso de que la declaración salga a devolver. Es decir, al marcar la casilla de la X Solidaria ni pagas más, ni te devuelven menos al realizar la declaración de la Renta.

¿Se puede marcar la casilla “X Solidaria” junto con la de la Iglesia Católica?

Si, se pueden marcar ambas casillas simultáneamente. Si el contribuyente marca la casilla “X Solidaria” y la de la Iglesia Católica destinará un 0,7% a cada una de las casillas, sumando en total un 1,4% de sus impuestos que irán destinados a causas sociales. En este sentido, es importante que las personas que marcan exclusivamente la casilla de la Iglesia sepan que si además marcasen la casilla de Actividades de Interés Social estarían favoreciendo el desarrollo de proyectos sociales de ONG vinculadas a la Iglesia Católica que también gestionan proyectos en el marco de la convocatoria de subvenciones del IRPF.

¿Qué ocurre si se deja la casilla en blanco?

Cuando la persona contribuyente deja la casilla en blanco el Gobierno destina este dinero a los Presupuestos Generales del Estado y las personas contribuyentes pierden la oportunidad de decidir libremente sobre el destino de ese 0,7% de sus impuestos. Lamentablemente, el número de personas en situación de vulnerabilidad ha crecido en los últimos años, por eso es especialmente importante que la ciudadanía marque la casilla solidaria para que las entidades sociales puedan tener financiación suficiente y lleven a cabo sus programas, que actualmente benefician a millones de personas que lo necesitan.

¿Cómo podemos convencer a la ciudadanía para que marque esta opción?

Creo que lo fundamental es concienciar de que marcar la casilla “X Solidaria” es un gesto de compromiso y solidaridad que no cuesta nada y que, además, es un gesto muy normal que ya realiza más de la mitad de la población. Sin embargo, esta normalidad no quita para que, marcar Fines Sociales, sea a su vez un gesto realmente extraordinario, porque tiene un impacto directo en la vida de millones de personas que necesitan apoyo. Además, esta sencilla acción de poner una “X” en la casilla 106 de “Actividades de interés Social”, permite que cada año las ONG puedan ayudar a todas aquellas personas que realmente lo necesitan, para no dejar a nadie atrás.

 

Noticias recomendadas
Memory: 260.8984MB (50.96% of 512MB)