UNAD pide más atención para las personas reclusas con adicciones

 En Noticias, Nuestras Entidades

Con motivo del Día de la Merced, Patrona de las cárceles, la Red UNAD quiere visibilizar la situación de la población reclusa con problemas de adicciones, un colectivo cargado de estigmas que apenas interesa a la población en general y cuyos problemas tienen un escaso reflejo en los programas electorales.

El pasado año, el 20% de los servicios asistenciales que prestó UNAD se destinaron a personas internas en centros penitenciarios. En este día, la Red UNAD reclama una mayor apuesta pública por las personas privadas de libertad.

Además, UNAD quiere pedir a la clase política que se usen  las alternativas a la prisión para este colectivo; “medidas sin duda más beneficiosas para el conjunto de la sociedad porque está demostrado que ayudan a reducir la reincidencia en el delito cometido a causa de la adicción”.

En concreto, UNAD pide que las salidas terapéuticas o los programas de voluntariado se extiendan a personas con problemas de adicciones o de exclusión social que quieren una oportunidad en su vida. Especialmente urgente es la situación de las personas con problemas graves de salud mental que a día de hoy llenan las prisiones españolas.

Según el estudio anual que edita la Red de Atención a las Adicciones, el 42% de las entidades que forman parte de UNAD pertenecen a algún Consejo Social Penitenciario. El pasado año la red UNAD abordó – gracias a la financiación del IRPF – cinco programas específicos y 12 proyectos destinados a población reclusa con problemas de adicciones, lo que benefició a más de 1.400 personas reclusas en nuestro país.

UNAD es la mayor ONG de Europa dedicada a la atención de las personas con problemas de adicciones y está integrada por 216 entidades repartidas por todo el Estado. Esta Red desarrolla anualmente más de 2.000 programas, de los que se benefician alrededor de 1.200.000 personas.

 

 

Noticias recomendadas