Reclaman medicalizar con urgencia las residencias que atienden la discapacidad

 En Noticias, Nuestras Entidades

Para atender adecuadamente a las personas con discapacidad en esta situación de crisis sanitaria es necesario medicalizar las residencias donde se les atiende.

Así lo reclama la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA-Cocemfe Madrid). Argumentan que la atención debe darse “en entornos donde los profesionales se coordinen y trabajen en cómo curar la enfermedad. Sin que la atención a su discapacidad se vea mermada”.

El presidente de FAMMA, Javier Font, recuerda que estas personas “tienen una situación diferente por su discapacidad. Si a ello le sumamos la aparición de una enfermedad como el coronavirus, su tratamiento se complica porque el sistema sanitario no está especializado en el tratamiento de la discapacidad en sí y menos en una situación de crisis como la que vivimos”.

Es comprensible salvar primero las vidas “pero, si la primera parte, la discapacidad, no la atendemos adecuadamente, también se pondrá en peligro la vida de estas personas”.

Por otro lado, la entidad considera necesario aplicar tés rápidos en residencias de personas con discapacidad para salvaguardar sus vidas. Unas medidas que, a su juicio, “llegan con un gran retraso” y que se solicitan con urgencia a la Consejería de Políticas Sociales, en coordinación con la Consejería de Sanidad. Sin esta información, “es difícil la eficacia de protocolos de actuación que prevengan la vida de las miles de personas que están confinadas en residencias, con poca o nula información, que ahonda en su intranquilidad”.

Pacto socio sanitario

Para FAMMA, “ahora, más que nunca, es necesario un pacto socio sanitario que propicie una actuación conjunta y coordinada de los distintos perfiles profesionales; el social y el sanitario”.

Font recuerda cómo la relatora de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Catalina Devandas, dijo que los estados tienen una responsabilidad mayor con esta población debido a la discriminación estructural a la que se enfrentan.

“La Comunidad Madrid no está al margen de esta situación. La situación que vivimos refleja que los actuales protocolos de atención han quedado desfasados. Y, aunque las residencias tengan el personal adecuado, es necesario ese acuerdo”.

Desde la Federación se pide también información sobre el número de personas con discapacidad infectadas, ingresadas en hospitales, fallecidas y dadas de alta. “Sin esta información seguiremos siendo un colectivo inexistente. Una información vital para analizar el impacto del virus ante nuestro colectivo”, reclaman.

La Federación recomienda a las personas con discapacidad aguantar al máximo su confinamiento después del final del estado de alarma.

Sobre todo, aquellas personas que están polimedicadas y que presentan distintas patologías, por ser personas de gran vulnerabilidad ante un virus duro de vencer.

Noticias recomendadas
Memory: 168.8984MB (32.99% of 512MB)