Cruz Roja asume la Central de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid

 En Noticias, Nuestras Entidades

La entidad Cruz Roja ha asumido estos días la Central de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid. De esta manera, todas las llamadas del 112 de carácter social son atendidas y gestionadas directamente por esta organización.

Para poder dar respuesta a esta emergencia, Cruz Roja pondrá en marcha nuevas Unidades de Respuesta Social (URS) que complementarán las ya existentes. Además se encargará de las entregas de ayudas urgentes y el apoyo a las unidades especializadas. Tras estas incorporaciones, Cruz Roja contará con un total de 30 Unidades de Respuesta Social en la Comunidad de Madrid.

La entidad ha puesto a disposición de las administraciones públicas todos sus recursos materiales y humanos para contribuir en la lucha contra el Covid-19, sin descuidar la atención a las personas más desfavorecidas con las que trabaja. Mantendrá abiertas todas las sedes en la Comunidad de Madrid y pondrá en marcha nuevos recursos, tanto sanitarios como sociales, que darán respuesta a las nuevas demandas surgidas tras la declaración del estado de emergencia nacional.

Otra de las novedades que asume Cruz Roja, y en coordinación con el SUMMA 112, es colaborar en el traslado de altas hospitalarias de pacientes positivos en COVID19 que deben realizar la cuarentena en su domicilio. Refuerza así su apuesta por el transporte sanitario urgente.

Además, y con el fin de agilizar la gestión de las emergencias, Cruz Roja está apoyando al centro de coordinación del SUMMA 112 con la aportación de personal médico y de enfermería que se encarga de atender y dar respuesta a las llamadas telefónicas.

Camas en IFEMA

Por otro lado, esta organización participa en el montaje del dispositivo especial para personas sin hogar asintomáticas que el Ayuntamiento de Madrid, a través del SAMUR Social, gestiona en IFEMA, con una capacidad total de 150 plazas. La Unidad Militar de Emergencia (UME) ha acondicionado este recurso montando baños, duchas y el sistema de agua potable.

La medida prevé la posibilidad de ampliar las plazas hasta llegar a 600 para cumplir con el aislamiento decretado por el Gobierno durante la crisis del coronavirus. La atención a los usuarios incluye alojamiento 24 horas y comidas.

 

 

Noticias recomendadas