Solicitan test rápidos de COD-VID19 para centros residenciales y atención domiciliaria

 En Noticias, Nuestras Entidades

COCEMFE exige que se garantice la salud y el bienestar de las personas usuarias y trabajadoras de las entidades que trabajan con personas con discapacidad.

La entidad resalta la importancia de los protocolos de actuación en caso de que haya personas trabajadoras diagnosticadas con coronavirus, para evitar su propagación en el centro de trabajo.

Es «fundamental que estos centros residenciales y servicios de atención domiciliaria (incluida la asistenta personal) tengan acceso a los test rápidos de COVID-19», reclaman. Tanto para personal como personas usuarias.

Su presidente, Anxo Queiruga, denuncia que muchas personas «desarrollan diariamente su actividad, en servicios considerados como esenciales, sin equipos que minimicen el riesgo de transmisión». Por ello, exige «urgentemente su dotación para el personal de las entidades, así como la realización de test a la plantilla de los centros en los que existan casos sospechosos».

Falta de medios y personal

COCEMFE reclama que las Administraciones Públicas adopten medidas para facilitar a las entidades los medios necesarios para garantizar el servicio. Se trata de aportar tranquilidad y prevenir posibles nuevos contagios y el uso más eficaz de los equipos de protección, EPI.
Asimismo, alerta de las «situaciones de angustia que se dan en los centros y servicios dirigidos a personas con discapacidad o situación de dependencia». Vienen provocadas por » la saturación en el sistema sanitario de algunas comunidades autónomas. También por la falta de test rápidos, la escasez de EPIs y las dificultades para cubrir bajas de personal».

La entidad recuerda que los centros residenciales no son centros médicos, por lo que no están medicalizados ni tienen medios ni personal para atender situaciones críticas. Y es que según apunta, hay personas con síntomas suficientes como para ser atendidas en un centro hospitalario que no están siendo ingresadas. Se las atiende en los centros residenciales, que no están preparados para ello.
COCEMFE pide a las autoridades sanitarias que estas personas puedan acceder a los servicios con el mismo criterio que el resto de la población. «Demandamos que la discapacidad no sea una causa de exclusión para acceder a los servicios de UCI», termina.

 

Noticias recomendadas
Memory: 260.875MB (65.22% of 400MB)