La solidaridad viaja en una Harley

 En Noticias, PVE
Entrega de uno de los donativos a la investigación para el cáncer de mama
Por Laura Montalvo

Pensar en moteros supone que nos venga a la cabeza la imagen típica y tópica de hombres con chupas de cuero, una cerveza en la mano y algo rudos. Pero nada más lejos de la realidad.

Al menos así lo demuestran las aproximadamente 200 personas que forman parte del Madrid Chapter, grupo local del H.O.G., el club de motos Harley Davidson más grande del mundo, con más de un millón de socios repartidos por todos los países donde se comercializa la marca. Hombres y mujeres a quienes les une algo más que la libertad que sienten al montar en moto. Su solidaridad.

“Ese carácter solidario es algo que además tenemos por escrito, está en nuestros estatutos”, explica al Periódico del Voluntariado Emiliano Izquierdo, miembro de la directiva de Madrid Chapter. Y en su ADN. Porque son muchas las causas solidarias con las que colaboran a lo largo del año. Aunque si tienen que destacar una sería su colaboración con la investigación del cáncer de mama.

Cada año, en octubre, celebran la actividad ‘Kilómetros por investigar’, en la que animan a participar a personas a las que les guste rodar a hacerlo por esta buena causa. “Cada kilómetro cuenta, y cada año tenemos patrocinadores que aportan un dinero por cada kilómetro que hacemos”. Se hace un llamamiento  a  todo  el  colectivo  motorista  de  Madrid  y alrededores,  sin importar  la  marca  o  modelo  de  motocicleta  que  tengan,  para  que durante  los  tres  días  de  dura el evento  salgan  a  rodar  y  realicen  el  máximo  de  kilómetros  que  puedan. Las personas participantes recogen una especie de pasaporte que se va sellando por distintas empresas colaboradores y eso también suma.

Los kilómetros recorridos se convierten en dinero que se destina a la Fundación para la investigación del Hospital Ramón y Cajal. El año pasado recaudaron cerca de 12.000 euros. Y es que además de los kilómetros también el bar donde se celebra la clausura pone su granito de arena con un porcentaje de las hamburguesas que se consuman.

Y 500 euros se recaudaron gracias a un reto del propio Emiliano. “Un estudio de tatuaje nos donó el hacer un tatuaje valorado en 350 euros. En el sorteo me tocó a mí, y decidí subastarlo para conseguir más dinero. Un amigo pujó por 500 euros pero la condición era que me lo hiciera yo. Así que tengo nuevo tatuaje: era un diseño que se hizo para la causa de kilómetros por investigar, el símbolo de nuestro logo, con las alas, y el lazo símbolo de la lucha contra el cáncer”.

Esperan que este año también puedan celebrarlo, “porque estando las cosas como están aún no sabemos. Esperemos que sí, empezaremos a buscar patrocinadores y prepararlo cuanto antes”

Pero ahí no queda todo.

Estos moteros y moteras también participan en recogidas de alimentos y  con asociaciones de infancia. ”Cuando hacemos la comida de Navidad siempre hacemos antes una visita a algún centro de infancia de Madrid, nos ponemos en contacto con la asociación que lo lleve y hacemos una donación a modo de regalo. El último año compramos una mesa de pin pon y una televisión, otras veces material didáctico, lo que nos demanden”.

Y con Cruz Roja colaboran en su recaudación de fondos. De hecho, son los protagonistas de un vídeo que se ha elaborado estos días con motivo de esta crisis sanitaria y social del coronavirus, para recaudar fondos para el plan ‘Cruz Roja Responde’.

El encargado de editarlo ha sido Javier Marchante, también miembro de la directiva de H. O. G. Madrid Chapter. “De siempre hemos tenido muy buena relación con Cruz Roja y nos pidieron que les ayudáramos en su campaña para recoger fondos para luchar contra esta pandemia. Al igual que han hecho los deportistas decidimos hacer un llamamiento a través de un vídeo. Hice un guión para las personas de la directiva, con unas frases y se grabaron, cada uno en sus casas. Han estado encantados de colaborar. La gente está deseosa de poder hacer algo”, argumenta.

Esas ganas de ayudar suplen a la frustración de saber que no van a poder celebrar su evento anual de mayo, Km 0. “Lo hemos pospuesto a septiembre, pero no sabemos si se podrá hacer. Es un evento donde con la inscripción se da un donativo también para Cruz Roja, y se suele sacar sobre 1.000 o 1.500 euros”, explica Emiliano.

Ahora solo les queda esperar a la siguiente causa.

Y es que, como se suele decir entre la gente que monta en moto, “Si alguien te dice ‘vamos’, jamás preguntes ‘¿a dónde?’, sólo arranca”.

Compartir:
Noticias recomendadas