La FELGTBI+ pide reforzar sanciones contra Putin ante la invasión de Ucrania 

 En Noticias

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más, FELGTBI+, ha pedido, como organización defensora de los Derechos Humanos, que la Unión Europea refuerce sus sanciones contra la guerra impulsada por el Gobierno Ruso de Vladimir Putin.

Desde la FELGTBI+ se ha manifestado la rotunda condena a la violencia extrema que está viviendo el pueblo ucraniano por la invasión del Gobierno Ruso de Vladimir Putin, que ha vulnerado toda legislación internacional con sus actos, unas acciones injustificables, pues a juicio de Uge Sangil, presidenta de FELGTBI+ “las guerras son errores del pasado que no pueden volver a repetirse, pues destruyen los Derechos Humanos más básicos. Es por ello que instamos a una solución pacífica, que pase por la salida de Rusia del territorio ucraniano y el respeto de su soberanía.” Además, la Federación también ha manifestado su solidaridad con el pueblo ucraniano, así como con el pueblo ruso que se opone a las decisiones de su gobierno, que ha visto vulnerado su derecho a manifestarse y su libertad de expresión.

FELGTBI+ ha querido también recordar que las acciones del gobierno de Vladimir Putin incluyen formas no convencionales de guerra, la conocida como “guerra híbrida”. Estas acciones incluyen ataques cibernéticos, granjas de bots para promover la división y el odio en redes sociales y la financiación de organizaciones y partidos ultras, que trabajan contra los Derechos Humanos y promueven la división interna y el odio contra colectivos vulnerables, como forma de impulsar en la Unión Europea regímenes afines a Vladimir Putin.

La extrema derecha

Los vínculos económicos entre la ultraderecha española, sus organizaciones satélites y el dinero proveniente del entorno de oligarcas cercanos a Vladimir Putin están muy documentados, como se puede ver en el informe “Tip of the Iceberg” (2021) del European Parlamentary Forum del Parlamento Europeo. El informe recoge cómo diversas organizaciones y oligarcas rusos financian a los grupos contrarios a los Derechos Humanos en la Unión Europea con decenas de millones de euros, incluida la financiación por parte del oligarca ruso Konstantin Malofeev a Citizen Go (Hazte Oír) que a su vez canaliza dicho dinero, directa o indirectamente, en favor de Vox.

Por todo ello, la Federación ha trasladado una carta a la Comisión Europea, solicitando que se refuercen las sanciones contra la guerra híbrida del gobierno de Putin. Igualmente, ha pedido que se sancione a las organizaciones que reciben financiación del Gobierno ruso o del entorno de Vladimir Putin para promover la división, el odio y el socavamiento de los Derechos Humanos en la Unión Europea. Estas injerencias se realizan con el objetivo de promover regímenes afines a Vladimir Putin, que mantengan su misma línea ideológica y que participen en el señalamiento a grupos vulnerables, especialmente al colectivo trans. Asimismo, FELGTBI+ ha pedido a la Comisión Europea que actúe con contundencia contra las granjas de bots rusas y bielorrusas que actúan en las redes sociales para promover el odio, socavar los derechos humanos y generar división social.

Como ha querido señalar Óscar Rodríguez, vocal de Relaciones Exteriores de la FELGTBI+ “el gobierno de Vladimir Putin lleva años en una guerra soterrada contra los valores de la Unión Europea de igualdad, libertad y diversidad. El silenciamiento tanto de la oposición como su ensañamiento con la prensa crítica, así como el financiamiento de organizaciones ultras que promueven su ideología del odio, han sido constantes en sus más de dos décadas al frente de la política rusa. Lo que está sucediendo en Ucrania no es solo un ataque contra el pueblo ucraniano, es parte de una guerra contra la democracia y contra nuestros valores europeos de pluralismo e igualdad. Se trata de una guerra en la que nos jugamos nuestros derechos y libertades básicas y, por eso, le pedimos hoy a la ciudadanía española que sea consciente de la amenaza que representa Putin. Asimismo, instamos a las instituciones europeas a que estén a la altura de las circunstancias, endurezcan y amplíen las sanciones ya aprobadas. Es necesario que la UE pase a la acción e imponga sanciones claras al gobierno ruso, a los oligarcas de Putin y a toda persona u organización que reciba fondos para promover el odio hacia los grupos más vulnerables. Los valores fundacionales de la Unión Europea correrán un serio peligro si no tomamos medidas para impedir la penetración de los discursos de odio en nuestras democracias.”

Noticias recomendadas
Memory: 172.875MB (43.22% of 400MB)