FSG presenta un estudio sobre empleo y pobreza en la población gitana

  • Según La Fundación Secretariado Gitano es necesario asegurar que las políticas de empleo e igualdad para la inclusión laboral de la población gitana.
  • El estudio concluye que la pobreza y la exclusión afecta a más del 80% de la población gitana y el 46% es extremadamente pobre
 En Noticias, Nuestras Entidades

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) ha presentado en Madrid el “Estudio comparado sobre la situación de la población gitana en España en relación al empleo y la pobreza 2018”. La jornada tenía como objetivo unir los resultados y conclusiones del Estudio a un debate sobre el papel de las políticas públicas en relación al empleo y la pobreza de los grupos en situación de mayor vulnerabilidad, como es el caso de la población gitana.

De hecho una de sus conclusiones es que “La mayor parte de la población gitana sufre una fuerte desigualdad y desprotección en el acceso a derechos económicos y sociales en relación al conjunto de la población”. Este debate que persigue aportar recomendaciones para acabar con los condicionantes que contribuyen a cronificar la pobreza estructural y, así, romper con el círculo generacional de la pobreza y la exclusión social.

SITUACIÓN ACTUAL
Con este Estudio, la Fundación Secretariado Gitano quiere visibilizar la realidad socio‐laboral de la población gitana en España, su comparativa con el conjunto de la población española (siguiendo el modelo de la EPA) y su evolución temporal. La falta de datos desagregados en los indicadores generales de empleo o de situación social, invisibiliza la realidad de las personas gitanas y eso implica que, en muchas ocasiones, no se dé una respuesta adecuada desde las políticas públicas.

Este es el motivo que lleva a la FSG a impulsar estudios como éste, desde la convicción de que el empleo es la mejor palanca para la inclusión social. No solo por lo que supone de generación de recursos a las familias, sino porque implica convivencia, conocimiento y ruptura de muchos estereotipos negativos respecto a la población gitana.

Además del estudio cuantitativo de las principales características demográficas y sociolaborales de la población gitana, la investigación, encargada al equipo de la Fundación Iseak, liderado por Sara de la Rica (Universidad del País Vasco), ofrece información detallada de los hogares gitanos para realizar un exhaustivo estudio de la pobreza, incluyendo un análisis regional.

La muestra de la investigación ha sido de 1.492 cuestionarios que proporcionan información de la situación social, laboral y económica de esas personas, pero también información básica referente a un total de 6.015 personas gitanas cohabitantes de las personas entrevistadas.

PRINCIPALES CONCLUSIONES
El Estudio muestra una población que, a los determinantes clásicos o esperados de desigualdad socioeconómica, suma de manera relevante el impacto de la discriminación. Las conclusiones del Estudio hablan de una población muy joven, con un 66% de personas menores de treinta años, donde la pobreza y la exclusión afecta a más del 80% del total de la población gitana y el 46% es extremadamente pobre (algo con gran impacto en los menores).

La Tasa de pobreza infantil se sitúa en un 89% frente a un 30,7% en la población general. Otra de las conclusiones, desvela la baja presencia que tiene la población gitana en el mercado laboral, marcada por la precariedad y la débil protección, con una tasa de paro que alcanza el 52% (lo que supone más de 3 veces la de la población general, del 14,5%), y donde las mujeres gitanas padecen una clara desventaja en todos los ámbitos debido a su doble condición, como mujeres y gitanas, con una tasa de empleo que solo llega al 16%.

El nivel educativo es, con diferencia, el principal determinante para el empleo y, por tanto, de la desigualdad socioeconómica de la población gitana. Tan solo el 17% de la población gitana mayor de 16 años tiene completados estudios de ESO o superiores, frente al casi el 80% de la población general. Este es el factor responsable de la mayor parte de la brecha de desigualdad que separa a hombres y mujeres gitanas de los estándares del resto de la población.

RECOMENDACIONES PARA EL CAMBIO
Para revertir esta tendencia, la Fundación Secretariado Gitano hace una serie de recomendaciones. En primer lugar, propone abordar el bajo nivel educativo que afecta a la población gitana poniendo en marcha un Plan de choque contra el fracaso escolar del alumnado gitano.

De esta manera, se puede garantizar que todos los jóvenes gitanos y gitanas terminan al menos la educación obligatoria, y continúan estudiando hasta alcanzar en la próxima década niveles educativos similares a la población joven en España. Junto a ello, desarrollar medidas específicas para erradicar la alta incidencia de la pobreza extrema y la pobreza infantil en la población gitana.

Para abordar la situación de desigualdad respecto al empleo, en relación a la descualificación de partida, la FSG cree necesario asegurar que las políticas activas de empleo y de igualdad den respuestas adaptadas para la inclusión laboral de la población gitana.

La realización y presentación de este estudio ha sido posible gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Fundación “la Caixa” y el Fondo Social Europeo (a través del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social).

 

 

 

Compartir:
Noticias recomendadas