El Aprendizaje-Servicio: una propuesta educativa con utilidad social

 En Noticias, PVE
Curar y cantar es una de las actividades de APS de la Plataforma del Voluntariado de España

Desde la Plataforma del Voluntariado de España trabajamos desde hace años para acercar el voluntariado a los entornos educativos.

Apostando por formas de trabajo que potencien la educación en valores y el aprendizaje significativo con el voluntariado como hilo conductor.

En esta línea, el Aprendizaje-Servicio (ApS) tiene un papel fundamental. Y para potenciarlo hemos creado el documento ¿Conoces el Aprendizaje-Servicio? Guía básica para organizaciones”.

Esta guía pretende ser un material útil, que permita a las organizaciones conocer, profundizar y por qué, no embarcarse en la puesta en marcha de una acción de ApS.

 Esta publicación está ya disponible en nuestra web, a través de este enlace.

 Más adelante haremos llegar a las entidades que forman parte de nuestra red la guía en formato papel, puesto que la hemos editado físicamente, pero debido a la situación actual del Estado de alarma no ha sido posible que la entreguemos. Ni hemos podido presentarla públicamente.

Pero eso no nos impide difundirla.

El ApS se define como “una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los participantes aprenden a trabajar en necesidades reales del entorno con el objetivo de mejorarlo”.

Es una forma de participación en el entorno con un propósito de transformación de las personas que lo forman. Del medio ambiente en el que se sitúa y de su tejido asociativo.

Ventajas

Son muchas las ventajas que tiene para una organización poner en marcha un proyecto de ApS.

Como por ejemplo contribuir a la consecución de su misión, a solucionar o actuar frente a una necesidad social. También el trabajo en red, estableciendo lazos con la comunidad educativa y con otros agentes del territorio. Ampliar el campo de acción de la organización o potenciar su tarea de sensibilización acercando la realidad social a los chicos y chicas.

Asimismo destaca el fomentar la participación social y, a largo plazo, el voluntariado juvenil. O contribuir a la visibilización del aprendizaje que se realiza desde las organizaciones sociales.

Hay muchas razones para que una organización impulse proyectos de este tipo.

Con esta guía te ayudamos a dar el primer paso.

Noticias recomendadas