Cáritas insta a la nueva Comisión Europea a trabajar contra la pobreza

 En Noticias, Nuestras Entidades

Caritas Europa ha exigido que la Comisión Europea se constituya cuanto antes para poder adoptar durante su mandato medidas urgentes contra la pobreza, las desigualdades y la exclusión social. El hecho de que la lucha contra la pobreza sea una prioridad en las Directrices políticas para la nueva Comisión es una señal de esperanza para los más de 112 millones de personas que sufren pobreza o exclusión social en Europa. Para Cáritas Europa, ahora es el momento de poner las palabras en acción.

Casi 25 millones de los más de 112 millones de personas que viven en situación de pobreza en la Unión Europea son niños. Debido a la transmisión intergeneracional de la pobreza, los niños que experimentan pobreza a una edad temprana tienen un mayor riesgo de crecer y convertirse en adultos en situación de pobreza.

“Cuando llegué al departamento de servicios sociales, me dijeron que estaba a punto de ser eliminada del registro por no asistir a la reunión programada en el servicio público de empleo. No recibí la carta informándome de la fecha de esa reunión. Como sanción, ahora estaré 6 meses sin ingresos, mientras mis gastos aumentan. No sé cómo me las arreglaré”. Este es el testimonio de Clara, de 26 años y madre de un niño, y que se encuentra en situación de grave precariedad.

Para poner fin al círculo vicioso de la pobreza, propuestas concretas como la Garantía Europea del Niño que garantizaría el acceso a los servicios a todos los niños, parecen prometedoras. Sin embargo, tales propuestas solo serán relevantes si se les dedican suficientes recursos y si se desarrollan en coherencia con los marcos existentes, como el Pilar Europeo de Derechos Sociales, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo mediante el reequilibrio económico y la adopción de objetivos sociales y ecológicos durante el Semestre Europeo.

Como denuncia Cáritas Europea, desde la crisis financiera y económica de 2008, las políticas de austeridad han estado presionando a los sistemas nacionales de protección social, socavando aún más la capacidad de los Estados para proteger a las personas contra la pobreza. Para respetar la dignidad humana, todos deberían tener derecho a dicha protección. Los sistemas eficaces de protección social contribuyen a reducir las desigualdades y a mejorar la cohesión social. La intención de la Comisión de reenfocar el Semestre Europeo en un instrumento que integre los Objetivos de Desarrollo Sostenible es un enfoque prometedor, al igual que la intención de aprovechar al máximo la flexibilidad permitida en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Sin embargo, la participación de las personas que viven en la pobreza en el diseño de políticas es esencial para desarrollar o mejorar servicios que satisfagan adecuadamente sus necesidades. Caritas Europa se compromete a continuar facilitando esto al involucrar a las personas en los procesos de políticas que les afectan directamente.

Como señala María Nyman, secretaria general de Caritas Europa, “la UE puede desempeñar un papel decisivo para garantizar que nadie se quede atrás. Las Directrices políticas ofrecen razones para confiar en que la UE avance hacia modelos sociales justos y sostenibles que mantengan las políticas familiares en el centro, proporcionen mercados laborales inclusivos y garanticen el acceso a sistemas adecuados de protección social para todos”. “Pero estas intenciones –añade— deben traducirse ahora en iniciativas políticas concretas para garantizar que las personas no sufran la pobreza, en una sociedad basada en la justicia social donde se defienda la dignidad de todos”.

Noticias recomendadas