UNAD defiende una regulación estricta de los “minijuegos” de azar

 En Noticias, Nuestras Entidades

UNAD, la Red de Atención a las Adicciones, valora positivamente el anuncio realizado por el director general de Ordenación de Juego, Mikel Arana, de regular las cajas de botín de los videojuegos, pero reivindica una legislación que proteja a las personas más vulnerables, en concreto a jóvenes y adolescentes.

 Las cajas de botín – cajas de recompensas o loot boxes- son una opción presente en algunos videojuegos que se activan con dinero virtual tras horas de juego; en muchos de ellos se permiten realizar micropagos con dinero real para poder optar a mayores recompensas.

“La población más vulnerable, jóvenes y adolescentes, son quienes más usan estos juegos”, advierten desde la red UNAD especialistas en tratar las adicciones sin sustancia. El riesgo de estos grupos es especialmente elevado ya que algunos videojuegos están recomendados para mayores de tres años.  En este contexto, UNAD se pone a disposición de las autoridades para colaborar en la redacción de una legislación que tenga en cuenta a menores y jóvenes.

La controversia en torno a estas cajas de botín ha provocado que algunas compañías las eliminen de sus títulos para huir de la polémica mientras que en países como Bélgica y Países Bajos ya han sido ilegalizadas.

Noticias recomendadas