Entrevista a Marta Concepción, voluntaria de Scouts de España

“Responsabilidad y compromiso”, las palabras favoritas de una scout

Marta Concepción tiene 25 años y dos pasiones que definen su trayectoria: la antropología y el escultismo. Ambas van de la mano porque a ella lo que interesa son las personas y la unión que se establece entre ellas. Entre sus prioridades: el modo en que adquieren el género los niños y niñas de hoy. En su cabeza, una meta: utilizar las herramientas que tiene para crear un mundo mejor.

 En Entrevistas, PVE
Por Talía Estévez

Todo el mundo parece conocer el movimiento scout, pero realmente ¿en qué consiste?

Para mí tiene dos partes diferenciadas. La parte en la que eres educando que es cuando eres niña y la otra, en la que pasas a ser educadora. Al margen de las categorías ser Scout es trabajar para crear personas concienciadas con la sociedad, que sepan quererse a sí mismos y a las personas que tienen alrededor.

Nuestro objetivo y lema es “Crear un mundo mejor” y para ello necesitamos crear mejores personas. Por eso es muy importante formar a los niños y niñas aprovechando su potencial e intereses individuales. Enseñar que cada cual es capaz de crear acciones que influyen positivamente en la vida de otras personas y por ende, en la suya.

¿Podríamos considerarlo una educación complementaria a la que se imparte en los centros escolares?

No es solo complementarla, es ampliarla; darle un significado mayor a la educación, darle una vuelta de tuerca. Porque educación no son solo conocimientos, son también prácticas, actitudes, formas de ver el mundo y es en ello en lo que trabajamos. En que aprendan a tener pensamiento crítico e independiente.

¿De qué forma ha calado el hecho de ser scout en tu madurez?

Si algo he aprendido como un eje central todos estos años es que todos y todas importamos. Cuando era pequeña me excluía y excluía al resto, era selectiva. Consideraba que había personas que valían y personas que no. Me he dado cuenta de que eso no es así. Todas tienen algo que aportar, de todo el mundo puedes aprender algo.

Es habitual identificar el movimiento Scout con la religión, ¿es real esa relación?

Es cierto que el movimiento nació ligado a la iglesia, pero hay es que en 1907 todo lo relacionado con el ocio y la creación de ciudadanos de bien, iba de la mano de la fe. A medida que ha ido avanzando la historia, nos hemos dado cuenta de que no tiene por qué ser así. No obstante, existen grupos en todo el mundo que sí están relacionados con distintas religiones.

Concretamente en Scouts de España (Organización miembro de la PVE) somos pluriconfesionales, admitimos que cualquier persona tenga una religión propia y diversa. Y nos referimos a la espiritualidad en tanto que valores: solidaridad, fraternidad, afectividad con la familia…

¿Hay prejuicios sobre los scouts?

¡He escuchado tantas cosas! Yo creo que hay tres prejuicios principales. El primero es que vivimos en una película americana: vendemos galletas, hacemos fuego, llevamos dos km de cuerda en la mochila, más o menos como si fuéramos militares de élite. Por otro lado el tema que comentábamos de la religión, nos consideran una agrupación antigua, con valores súper férreos, casi paramilitares. Y luego, últimamente escucho mucho la de “esos hippies que se van al monte”. Todas ellas son falsas.

¿Cómo ves a la infancia actual?

Creo que no se ve a los niños como personas, se les valora como un recurso humano: “Es muy importante tener idiomas para trabajar en una multinacional y tener conocimientos técnicos y digitales…”.  Pero nos estamos olvidando de que son personas, que tienen emociones y aspiraciones en la vida que no tienen por qué ser tener una carrera profesional exitosa.

Son seres que sienten, que lloran, que tienen voluntad de cambiar injusticias. Nos educan para vivir en un mundo ya establecido. Nos dan las normas para estar en él, pero no nos dicen que tenemos la posibilidad de cambiar las cosas o pensar diferente al resto.

¿Y a la adolescencia?

En la adolescencia hay dos cosas que chocan, por un lado están quienes tienen un pensamiento independiente que leen y se informan de cómo está el mundo. Y por otro, hay una serie de material de lectura, de música, de ficción que no hace más que reforzar valores tóxicos del sistema patriarcal como por ejemplo el amor romántico, la violencia, la masculinidad agresiva.

Como persona que está habitualmente con menores, ¿cómo les influyen lo roles de género?

Tomando mi experiencia personal como referencia sí que veo un cambio. Veo a una generación de niños y niñas más unidos, que juegan juntos. Cuando yo era pequeña niños y niños no nos juntábamos.

Creo que este cambio es el resultado de dibujos animados, libros y películas más inclusivos en los que se refleja una mayor conciencia de género. Aun así se siguen reforzando otros valores como el de la mujer femenina, de tengo que ser guapa, tímida y frágil y el chico fuerte y deportista. Pero en general, sí que veo que esto está evolucionando: hay más niñas que hacen deporte y más niños artistas. Hay una ruptura de los roles tradicionales.

¿Cómo habéis celebrado el 8M  en Scouts de España?

Antes de la celebración trabajamos mucho el género con la idea de hacerles reflexionar, ayudarles a crear su propio pensamiento. Me me quedé muy sorprendida de su capacidad crítica para identificar roles tóxicos y conductas negativas. Tanto chicos como chicas veían muy necesaria la lucha por la igualdad.

Y luego el 8M participamos en la manifestación todos juntos con nuestra pañoleta al cuello. Me sorprendió para bien la cantidad de niños y niñas que vinieron con sus familias. Fue maravilloso.

Si tuvieras que destacar tres valores de la comunidad scout , ¿cuáles elegirías?

Compromiso: aprendes a realmente lo que es comprometerte con algo en la vida y que haya personas que dependan de ti.

Generosidad: haces algo por crear un mundo mejor, para que otras personas aprendan a ser más felices.

Responsabilidad: Es una gran responsabilidad formar parte de este movimiento. Mucha gente antes que yo, invirtieron tiempo, ganas e ilusión en convertirnos en personas preparadas para crear un impacto positivo en el mundo. Con todo lo que nos han dedicado y enseñado, tenemos la responsabilidad de dejar algo bueno de nosotros en este mundo en el que estamos de forma temporal.

¿Qué supone para ti el voluntariado?

Aparte de mi voluntariado como monitora, he realizado algún otro de forma puntual. Y aunque han sido en distintos ámbitos, son todo lo mismo: Es hacer algo simplemente por la satisfacción de saber que es bueno. Sabes que lo único que vas a recibir a cambio es generar un impacto positivo… Nadie te va a aplaudir, ni poner una medalla, nadie va a saber que tú has hecho esa maravillosa acción, No. Pero haciendo voluntariado te sientes bien porque has hecho algo que sabes que es positivo con una cosa que te sobra, que es el tiempo. Porque a todos nos sobra el tiempo, sino no tendríamos este gran aumento de las redes sociales. Tiempo libre tenemos.

Noticias recomendadas