Propuestas de Plena Inclusión para el proceso de desescalada

 En Eventos, Nuestras Entidades

Dos meses después de haberse decretado el confinamiento para protegernos de la pandemia comienza la desescalada.

Se trata de un proceso que no afectará por igual a todas las personas (al margen de las fases según el lugar donde vivan).

Por ello, desde Plena Inclusión se ha editado una guía para aportar recomendaciones de cómo llevar el proceso de desescalada en el ámbito de los servicios de apoyo a personas con discapacidad intelectual. O del desarrollo y sus familias. En estrecha coordinación con los criterios generales de la Unión Europea. Y con los más específicos provenientes del propio Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y Consejerías de Sanidad y Servicios Sociales, de cada comunidad autónoma.

Todas las medidas pretenden ayudar a conseguir que estas personas recuperen paulatinamente su vida cotidiana.
Así como la promoción de su bienestar y el ejercicio de sus derechos como ciudadanos. Minimizando el riesgo que representa la epidemia del COVID-19 para la salud de la población y evitando situaciones que aumenten el riesgo de contagio, especialmente en las residencias.
Noticias recomendadas