Cáritas alerta de la pobreza severa que viven muchos hogares

 En Noticias, Nuestras Entidades
Personas voluntarias de Cáritas en plena acción durante la pandemia

Cáritas Española acaba de sacar a la luz la segunda entrega del análisis realizado por su Equipo de Estudios sobre impacto que está teniendo la crisis social y económica causada por la Covid-19 en las personas con las que trabaja la entidad.

Realizado a partir de datos del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas, este nuevo Informe se publica bajo el título “Un impacto sostenido tras el confinamiento” y aborda, unos meses después, tras el confinamiento de la pasada primavera y con la puesta en marcha de esta nueva forma de vivir y convivir con el virus, la forma en cómo las familias se están readaptando, cuál es su situación y cómo afrontan el futuro.

Impacto en el empleo

Según los datos manejados por Cáritas, la llegada del verano supuso un respiro para algunas de las familias más vulnerables y se constata un descenso del desempleo entre los hogares acompañados por Cáritas. Sin embargo, y a pesar de haber más oportunidades para tener un empleo, más de la mitad de las personas siguen en búsqueda de trabajo (55,4%) y más de 1 de cada 10 personas tiene un empleo informal.

Al mismo tiempo, quienes trabajan asumen riesgos de contagio: casi 4 de cada 10 personas asumen bastantes o muchos riesgos debidos a su actividad laboral. Además, en caso de tener que hacer cuarentena por posible contagio o contacto con alguna persona positivo por COVID, más del 70% de personas acompañadas por Cáritas se enfrentaría a graves dificultades en forma de problemas con los empleadores, despido o ausencia de ingresos. Es decir, a la ya clásica precariedad basada en bajos ingresos, temporalidad y parcialidad indeseada se suman ahora, en contexto COVID, una elevada exposición al contagio y la fragilidad ante una eventual cuarentena.

246.000 personas sin ingresos

A pesar de los datos de cierta recuperación en el empleo, cerca de 246.000 personas acompañadas por Cáritas viven en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico. Esto significa que sigue habiendo más hogares sin ningún ingreso que antes de que estallase la pandemia.

Esto se traduce en que más de la mitad de hogares acompañados por Cáritas están en situación de pobreza severa, es decir, con ingresos inferiores a 370 € al mes para un hogar unipersonal o a 776 € para hogares formados por dos adultos y dos niños.

Estas cifras, por elevadas que sean, no deben encubrir la realidad que viven las familias acompañadas por Cáritas, para quienes la pobreza es una realidad extendida y persistente. Los vaivenes en los ingresos de las familias pueden provocar en ocasiones ciertas mejorías o ciertos empeoramientos en otros momentos, pero la realidad constante para la mayoría de las familias son las condiciones de pobreza crónica.

Vivienda y brecha digital

El informe analiza también otros ámbitos que hablan con elocuencia de las precarias condiciones de vida de las familias atendidas por Cáritas. Uno de ellos es la vivienda, que sigue llevándose una gran parte de los ingresos y preocupaciones de las familias, lo que provoca unas estrategias de supervivencia que pasan por reducir costes de manera drástica. Así, 42.000 familias acompañadas por Cáritas ya se han visto obligadas a cambiar de vivienda para disminuir gastos, pero, además, un 44% de los hogares acompañados (unas 650.000 personas) no pueden hacer frente a los gastos de suministros y un 41% al alquiler o hipoteca.

Otro capítulo preocupante es el de la brecha digital. El confinamiento ha acelerado en pocos meses la imparable digitalización de la sociedad y potenciado, con ello, la desigualdad tecnológica, hasta el punto de que la brecha digital se ha convertido en un factor exclusógeno, es decir, es consecuencia y a la vez causa de la exclusión social. Más del 60% de hogares atendidos por Cáritas están situación de cierto apagón tecnológico al no contar con conexión, dispositivos o competencias suficientes para manejarse en internet.

El Equipo de Estudios de Cáritas pone el foco también en otros temas en este estudio, como el fracaso escolar, la salud física y psicoemocional, los cuidados, la soledad o la inmigración.

Se puede ampliar la información sobre el estudio de Cáritas desde aquí https://www.caritas.es/noticias/caritas-constata-el-profundo-impacto-economico-y-personal-de-la-covid-19-en-las-familias-que-acompana/

 

Compartir:
Noticias recomendadas