Más de 10.000 personas encuentran trabajo gracias a los programas de Cáritas

 En Noticias, Nuestras Entidades

Los programas de Empleo y Economía Social de Cáritas ayudaron  a 10.153 personas a encontrar trabajo durante 2020, según ha resaltado la entidad al presentar su Informe anual de Economía Solidaria  bajo el título “La economía que quieres”, para dar cuenta de las acciones desarrolladas el año pasado

Cáritas presenta este trabajo en vísperas de la celebración del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores/as, y destaca que el trabajo “decente es un derecho al que no tienen acceso millones de personas en nuestro país y que la pandemia ha complicado aún más”. A pesar de este escenario plagado de dificultades, Cáritas pudo mantener el ritmo de respuesta de sus programas de empleo y economía social, que consiguieron acompañar en 2020 a un total de 60.055 personas. De ellas, 10.153 lograron acceder a un puesto de trabajo, lo que supone más del 17% del total de personas participantes.

Perfil

El 65,6% de las personas que participaron en los recursos de empleo de Cáritas son mujeres (39.381) y el 34,4% hombres (20.674). Por origen nacional, el 45,8% son españoles (27.492), el 48,5% de origen extracomunitario y otro 5,7 % de países de la Unión Europea (3.417).

La actividad de los programas de empleo contó con el apoyo profesional de 1.195 personas contratadas y 2.166 voluntarios, liderando actividades en cuatro ejes complementarios: acogida y orientación laboral, formación, intermediación laboral e iniciativas de autoempleo.

Objetivos

El compromiso de Cáritas para acompañar a las personas vulnerables en búsqueda de empleo pone el foco en estos objetivos:

–  Favorecer la empleabilidad a través de la mejora de las competencias personales, transversales y laborales básicas para la búsqueda de empleo y el mantenimiento del mismo.

–  Fomentar la realización de acciones formativas adaptadas a las características y necesidades reales demandadas por el tejido productivo.

–  Potenciar las experiencias de aprendizaje mediante la realización de prácticas en un entorno real de trabajo, a través de la colaboración con empresas y entidades.

–  Acercar a las personas al tejido empresarial a través de la intermediación y la sensibilización de las empresas en materia de empleo inclusivo.

–  Generar empleo protegido mediante la puesta en marcha de iniciativas de Economía Social (Empresas de Inserción y Centros Especiales de Empleo)

Además de las actividades orientadas hacia el empleo inclusivo, el Informe de Economía Solidaria de Cáritas detalla la acción que se viene impulsando en los ámbitos del Comercio Justo, la Economía Social y las Finanzas Éticas.

Aprovechando la publicación del Informe de Economía Solidaria, el Equipo de Estudios de Cáritas ha analizado los efectos de la crisis provocada por la pandemia en el ámbito del empleo y que estaría definido por tres grandes factores: la importante destrucción de empleo como resultado de la crisis de la COVID-19, la fuerte exposición de sectores productivos esenciales al contagio y a la precariedad; y las graves dificultades para la integración laboral y social.

Las conclusiones de ese análisis así como el informe pueden verse AQUÍ

 

Compartir:
Noticias recomendadas