Mar Amate: “Se aprende a hacer voluntariado al igual que se aprenden las matemáticas”

Mar Amate es una vallekana de pura cepa que comenzó su andadura profesional dando clase de alfabetización a personas adultas. La actual directora de la PVE es psicóloga de formación, intérprete de lengua de signos por vocación, voluntaria en una ong de infancia y muchas más cosas. Por ejemplo, especialista en dirección de Servicios  Sociales, máster en Consultoría de Desarrollo Organizacional  y también madre de dos hijos a los que ha enseñado que en la carrera de la vida mucha gente parte en desventaja.

 En Entrevistas, PVE
Mar Amate en Madrid. LEO COBO

Por: Alejandra Meléndez G.

A propósito de la Cumbre del Clima (COP25), evento que acoge por primera vez Madrid y en el que la PVE hará visible el papel de la sociedad civil en el cuidado del planeta, Amate resalta la importancia del voluntariado. Una tarea que en España llevan a cabo 2,7 millones de personas; el 6.7% de la población.

El número de personas interesadas en participar en algún tipo de voluntariado ha aumentado en el último año, ¿a qué cree que se deba?

Yo lo atribuyo a la diversidad de opciones que se pueden hacer y quisiera pensar que, en parte, ese aumento ha sido por la labor que se está haciendo desde la plataforma y sus organizaciones para acercar la acción voluntaria como un ejercicio y un derecho de participación de la ciudadanía. Cada vez son más las actividades que se hacen en torno a la educación y a los contextos educativos escolares, por lo cual se puede aprender a hacer voluntariado al igual que se aprenden las matemáticas. Es un comportamiento que acompaña a las personas a lo largo de la vida.  

¿Y cómo se aprende a hacer voluntariado?

Hay muchos programas y algunas metodologías entre ellas el aprendizaje-servicio. Por ejemplo, el proyecto de Curar y Cantar, que hemos organizado esta semana consiste en vincular todos los aprendizajes curriculares a estudiantes tienen que hacer algún servicio a la comunidad. Aprenden música, matemáticas y, además, aprenden a dar un servicio a la comunidad en la que viven. Es un paso para comprometerse con el voluntariado,  descubrir otras realidades y tu papel como persona en la sociedad. 

Aprender haciendo un servicio es el primer paso para comprometerse con el voluntariado Clic para tuitear

Según lo que menciona, lo recomendable sería iniciar el hábito de ser voluntariado lo antes posible…

Se puede aprender desde que empiezan la escolarización. A partir de los tres años se puede empezar a acercar a los niños y niñas a situaciones en las que puedan ver que su desarrollo personal está en este tipo de colaboraciones. El aprendizaje-servicio se está comenzando a aplicar en las últimas etapas de primaria pero creo que es una limitación metodológica; se puede introducir mucho antes.

De hecho,el voluntariado se hereda en casa. Si los padres hacen voluntariado, es mucho más fácil que los niños y las niñas se empiecen a involucrar en este tipo de actividades como algo normal que forma parte de tu vida, al igual que vas a inglés por las tardes, a baloncesto o un fin de semana a limpiar los cauces de los ríos…

El perfil del voluntario es el de mujeres de entre 34-45 años, con un nivel de estudios alto, ¿hace falta para que los hombres se involucren más?

En el voluntariado también hay género. Se puede apreciar que algunos entornos son más femeninos: el educativo, el sociosanitario y otros como el cultural, o el deportivo, son más masculinos.  En términos generales el perfil es femenino pero lo que hay que hacer es, como en toda la sociedad, trabajar más en cuestiones de igualdad y que los hombres se involucren en otros tipos de voluntariados. De esta forma, tendríamos mayor equilibrio.  

¿En qué consiste el voluntariado deportivo?

Hay dos formas de hacerlo: uno tiene que ver con la colaboración en carreras solidarias, por ejemplo. Hay otro voluntariado que es más de “lluvia fina”;  forma parte de las escuelas de base, de cómo a través del deporte, podemos mejorar o conseguir más cuotas de inclusión o eliminar la exclusión.

Ese tipo de voluntariado ya sea en el fútbol, tenis, se aborda con monitores, entrenadores que intentan llevar a a juventud el mensaje de que el deporte es una actividad que ayuda a llevar una vida más normalizada.

¿A qué se refiere con lo de “lluvia fina”?

Se trata adoptar un compromiso día a día,  poco a poco, con las personas y los entornos que lo necesitan. Por ejemplo, acompañar a personas mayores que están en situación de soledad puede darse que un día lleguen cuatro o cinco personas a cubrir esa tarea pero no puede ser algo puntual. La persona beneficiaria no necesita un día al año, o cuatro o veinte… necesita un compromiso de horario, por ejemplo semanal. Que haya ciertas personas que estén pendientes de ella, que la acompañen, porque su vida se distribuye en 365 días al año. 

La lluvia fina supone llevar el compromiso al día a dia de las personas y los entornos que lo necesitan Clic para tuitear

¿Cuáles son las causas que generan más interés?

La infancia, la discapacidad, las personas mayores… 

¿Y en cuáles se requiere más voluntariado?

En actividades con personas que están en grandes riesgos de exclusión, como aquellos que están viviendo en la calle o están en cárceles. Cuando trabajamos con personas hay que tener mucho tacto o saber acercarse a una persona que pasa por situaciones difíciles. No se trata de llamar a la gente para que se sume al voluntariado -que también lo hacemos-,  tratamos de construir programas que nos permitan ir acercándonos poco a poco a cada realidad.  

Muchas personas quieren hacer voluntariado pero terminan haciendo “volunturismo”, ¿cómo combatir esta nueva moda?

Estamos en una sociedad en la que todo es consumo. El “volunturismo” o turismo solidario es una nueva forma de hacer turismo. Las personas se han cansado de ir a las rutas comerciales. Ahora suben el Himalaya, van a una aldea, pero sin dejar de hacer turismo. Considero que es un producto de consumo; se usa como escaparate para la propia satisfacción personal. 

Cuando alguien quiere hacer una labor solidaria o quiere aprovechar determinados tiempos libres, siempre recomendaría que acudiera a una entidad de voluntariado o de cooperación. Es la única manera de que los derechos de las personas queden preservados.

¿Es válido hacer voluntariado solo para sentirte bien?

Hacer voluntariado para sentirse bien es muy lícito. Tenemos que estar a gusto; el hecho de sentirnos bien no tiene que estar por debajo de otras cuestiones. 

¿Cuál es la importancia voluntariado en la sociedad?

El voluntariado ayuda a empoderar a la ciudadanía en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Es un ejercicio de empoderamiento de la sociedad civil y en la gobernanza del mundo.

La App de Voluncloud cumple casi dos años, ¿cómo surgió la idea y cómo ha sido la respuesta de las personas ?

Efectivamente surgió porque nos dimos cuenta que teníamos aplicaciones para todo en nuestro móvil: para conocer personas, para hacer la compra, para revisar el banco y pensamos que si ésto del voluntariado era tan básico y queremos que forme parte de las personas, teníamos que dar el salto a la tecnología, sobre todo pensando en implicar a la juventud.

Es muy fácil registrarse en voluncloud y nos pone en contacto una oferta de voluntariado con quienes quieran hacerlo. 

Voluncloud, de una forma sencilla,pone en contacto una oferta de voluntariado con quienes quieren ejercer la tarea. Clic para tuitear

¿Existe un tiempo mínimo establecido de participación?

Se intenta siempre lograr un compromiso a largo plazo, sin embargo todo depende de las actividades.

A propósito de la Cumbre del Clima, donde la PVE va a apoyar con cuatro perfiles de voluntariado que se han publicado en Voluncluoud ¿cuáles son las expectativas?

La participación de la PVE en la Cumbre del Clima estará en la “zona verde” que está enfocada en poner el valor del voluntariado de calidad y la implicación y la participación ciudadana en todo aquello que tiene que ver con el cuidado del planeta. 

Hemos definido unos perfiles que no son repartir mapas, si no, hacer visible a la sociedad que a través del voluntariado se pueden cambiar y mejorar cosas y a la vez llevar ese mensaje a la sociedad civil.

Además este año hemos empezado un trabajo muy serio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estamos trabajando en una guía que saldrá a final de año que vincula directamente cómo el voluntariado puede contribuir al cumplimiento de los ODS. En total, los objetivos son 17 de los que cinco se refieren al cuidado del planeta. La apuesta de la Plataforma del Voluntariado de España para el 2020 y en adelante va en torno a los ODS, hay una parte del clima y cómo éste afecta a las personas.

 

 

 

Noticias recomendadas