‘Los Fondos Europeos para la recuperación: ¿tienen mirada social?’

 En Opinión, PVE
GEMMA ALTELL ALBAJES, PSICÓLOGA SOCIAL Y FUNDADORA DE LA CONSULTORA G360

1,8 billones de euros van a ser los destinados por la Unión Europea para la recuperación posterior al COVID. 1,8 billones que salen de los bolsillos de la ciudadanía europea.

Las prioridades marcadas para este presupuesto son la transición ecológica y la transición digital. Ambas relevantes y necesarias -especialmente la primera- si queremos seguir habitando el planeta -nosotras- pero especialmente las próximas generaciones.

La transición digital se ha mostrado, durante esta pandemia, más necesaria que nunca y ha puesto sobre la mesa de forma descarnada las desigualdades sociales. Sin embargo, esta desigualdad en el ámbito digital sólo es, en el fondo, un indicador más de una realidad subyacente que nos azota de forma cada vez más vertiginosa: la brecha social. Desde que decidimos “comprar” que vivíamos en un Estado del Bienestar que ya velaba -por defecto- por la igualdad de oportunidades hemos dejado de reivindicar como prioridad política y, por consiguiente, poner en la agenda los derechos sociales que ahora mismo no están garantizados. Una realidad que, no por más oculta, es menos sangrante.

Una de las evidencias de este olvido político son los Fondos Europeos. Si bien algunos Estados -como por ejemplo España en este caso- han pedido a la Unión Europea ampliar la mirada social en la distribución de estos fondos, la cohesión social no ha sido uno de los pilares sobre los que se ha sustentado esta propuesta para la recuperación.

Una vez más perdemos la oportunidad de poner el foco en las personas. Como decía al inicio, también el eje digital y el eje ecológico muestran estas desigualdades sociales. En este caso, si hablamos de ecología, diversos estudios muestran ya las desiguales consecuencias en la salud de la ciudadanía en función de las zonas de las ciudades donde vivimos por su calidad medioambiental. Por consiguiente, ya sabemos cuál es el sustrato que debemos revertir. Es aquel que ha evidenciado que durante la pandemia la pérdida de empleo no ha sido igual para todas y todos, que las condiciones habitacionales tampoco o que el acceso a la educación para la infancia se ha diferenciado por el acceso a las herramientas informáticas o la conexión a internet.

 

 

Las opiniones vertidas en los artículos de opinión de El Periódico del Voluntariado corresponden a los autores y autoras de los textos.

Compartir:
Noticias recomendadas
cialis online ... comprar viagra