Las personas trans piden agilizar trámites para adaptar el dni a su identidad

 En Noticias, Nuestras Entidades

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) denuncia que, en la actualidad, las personas trans tardan entre dos y tres años en poder adaptar su documentación a su identidad. Además, recuerda que se les exige que reconozcan que sufren un trastorno mental y años de terapia y hormonación hasta que médicos y jueces “acreditan” que son quienes dicen ser.

Según la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, “esto es un atentado contra nuestra dignidad y nuestros derechos humanos”. “Los plazos administrativos generan inseguridad y riesgos. Es precisamente durante la transición, cuando las personas trans sufrimos más problemas porque quedamos completamente expuestas a múltiples discriminaciones al no tener cambiada la documentación”, denuncia. Así lo revela también un informe de la Comisión Europea I(junio 2020), que explica que en el periodo en el que las personas trans no tienen su documentación en función de su género están expuestas a sufrir discriminaciones en el acceso a la salud, a la vida familiar, a una vivienda, y/o el empleo.

Personas extranjeras

La presidenta de FELGTB recuerda que las personas sin nacionalidad española que viven de manera estable en España “tienen directamente vetada la posibilidad de cambiar su documentación para que coincida con su identidad. Salvo que esperen 10 años hasta nacionalizarse y superen varios obstáculos burocráticos que pueden alargar el proceso varios años más”. Por eso, según Sangil “una de nuestras líneas rojas es que el derecho a ver reflejada su identidad a nivel documental sea recogido por ley también para las personas migrantes. Para solicitantes de protección internacional, apátridas, víctimas de trata o refugiadas. No podemos dejar a nadie atrás”.

Además, según explica, se trata de un derecho que ya existe en las once comunidades autónomas donde hay ley trans o LGTBI. “Solo habría que hacerlo extensible a las competencias estatales”, reivindica Sangil.

Por otra parte, Sangil denuncia que “las personas trans, según la legislación vigente, están completamente expuestas a la arbitrariedad, la voluntad, incluso a la ideología de sanitarios, jueces o del personal administrativo”. En este sentido, la presidenta de FELGTB recuerda que, según la Comisión Europea, “las normas internacionales de derechos humanos apuestan por un procedimiento rápido y accesible para realizar el cambio registral y sin que sea necesaria la intervención de un juez”. “Según la CE, los procedimientos judiciales, además de ser más costosos, siguen cuestionando la capacidad de las personas trans de identificar su propio género”, expone la presidenta.

Reflejar la identidad de género

La presidenta explica que, “actualmente, la Ley 3/2007, en vigor, nos sigue estigmatizando porque tras años de terapia y tratamientos obligatorios y un diagnóstico e informes favorables del personal sanitario, las personas trans tienen que esperar la resolución del juez que les dice si son o no quienes dicen ser”.

Sangil también reivindica que a la hora de  marcar el género, haya una tercera casilla para que las personas no binarias puedan ver reflejada su identidad de género en igualdad de condiciones al resto de la ciudadanía. “Actualmente, algunas optamos por mantener el sexo registral que nos asignaron al nacer. Y otras lo cambian al opuesto con el mismo procedimiento que el resto de personas trans, pero ninguna de las dos opciones refleja realmente nuestra identidad”, explica.

 

Compartir:
Noticias recomendadas