Una Muestra de Cortos marcada por la excelencia

 En Noticias, PVE
Fotografía de Leo Cobo

La VII Muestra de Corto Social, que se celebró el pasado jueves 6 de junio en la Academia de Cine, ha estado marcada por la excelente calidad de las obras proyectadas pero también por haber cosechado su mayor éxito de convocatoria. La sala de proyecciones de la Academia registró lleno total a los pocos minutos de abrir sus puertas. Fueron muchas las personas que no pudieron acceder a la sala tras completarse el aforo.

Personalidades de lo social, el cine y la cultura se dieron cita en una tarde de cine a la que no faltó la nueva subdirectora de voluntariado, Isabel Garcerán. La Muestra comenzó con la bienvenida de Adriana Davidova y Liberto Rabal, que han repetido en esta edición y se encargaron de la presentación del evento. Ambos recordaron la importancia de realizar esta iniciativa de sensibilización que sirve para visibilizar causas sociales, así como promover la participación a través del voluntariado. Asimismo agradecieron a los académicos y académicas su generosidad al acoger la Muestra en la “casa del cine”.

Por su parte, el presidente de la Plataforma del Voluntariado, Luciano Poyato, planteó a las personas asistentes que, “el cambio que queremos ver en el mundo depende de cada persona que se compromete y decide hacer algo por mejorarlo”. 

En esta ocasión, la VII Muestra tocó temas de actualidad tales como la situación de los “ocupados” que viven en la pobreza, el acoso a la infancia que incumple roles de género, las barreras de comunicación que surgen entre las personas, la violencia de género o la gestión del sufrimiento y la muerte. Temas que se abordaron en las siguientes cintas:

  • La Tierra llamando a Ana, escrita y dirigida por Fernando Bonelli.
  • La crisis, dirigida por Pedro Aguilera y Juan Sardà.
  • Agua y jabón, de Francesco Cocco.
  • Princesa de hielo, de Pablo Guerrero y producida por El Deseo.
  • Mi hermano Juan, dirigido por Cristina y Mª José Martín.

Tras la proyección de los cortometrajes, público y creadores se reunieron en la terraza de la Academia para intercambiar comentarios sobre las películas. En un ambiente distendido tuvieron la oportunidad de preguntar a los propios directores y directoras las dudas e interrogantes que les sugirieron las películas. Y de esta manera se puso el broche final a una tarde de cine y solidaridad que en esta ocasión ha brillado especialmente por celebrarse en el espacio de referencia del cine español.

Noticias recomendadas