La acción voluntaria, “esencial” durante la pandemia en Andalucía

 En Noticias, Nuestras Entidades

Este año 2020 ha supuesto para las entidades y personas voluntarias un reto de enormes dimensiones por la necesidad de adaptar sus acciones ante las dificultades que genera el COVID para la tarea solidaria.

Por ello, la Plataforma Andaluza de Voluntariado (PAV) reclama al voluntariado como “figura esencial en estos tiempos en los que ha adaptado su acción pero no ha dejado de actuar en casi la totalidad de las entidades en Andalucía”.

“El voluntariado genera vínculo con las personas en situación de necesidad, y el virus nos lo ha puesto más difícil por impedir el contacto físico”, así lo expresa Armando Rotea, presidente de la PAV, que este año recalca la importancia del voluntariado durante la pandemia para sostener situaciones y evitar incluso fallecimientos gracias al apoyo y los cuidados.

Desde el mes de marzo, y a través de las Plataformas de las distintas provincias andaluzas, se ha facilitado la tarea voluntaria acercando información, acompañando y derivando a más de 40.000 personas voluntarias movilizadas hacia las necesidades más urgentes (alimentación, mascarillas, acompañamiento telefónico a mayores etc…). Más del 85% de la acción voluntaria en Andalucía no ha dejado de actuar en todo el estado de alarma.

Distancia social

Según manifiestan desde la PAV, “la persona voluntaria es especialista en acercarse socialmente a lo necesario, detecta la injusticia, la pobreza, la marginación, por ello el virus puede impedir la distancia física entre las personas pero no la social. A través de las nuevas tecnologías y pidiendo ayudas para superar la brecha digital de muchos colectivos, las personas voluntarias están ahí. Si no estuviesen, las consecuencias serían catastróficas para la sociedad.

Durante la pandemia, el 67% de las entidades en Andalucía han prestado su ayuda de manera virtual, y el 33% de forma presencial.

‘Si tú no estás aquí…’

Y en estos días van a rendir homenaje a todas las personas que han colaborado, con la celebración de actividades en cada provincia con un lema común: si tú no estás aquí…’ y el mensaje de que el voluntariado “diagnostica en primera persona las necesidades de esta pandemia. Es pues un agente esencial, al que se debe facilitar la tarea desde los desplazamientos a las intervenciones que sean realmente necesarias y estar provistos de material de seguridad para poder ejercer esa labor”.

Además, se van  a iluminar varios edificios emblemáticos en honor a las personas voluntarias, como el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, en Sevilla; La Puerta tierra y el puente de la Pepa, en Cádiz; el Palacio de la Merced, en Córdoba; la fuente de la Plaza de España, en Sevilla o la fachada del Ayuntamiento en Granada.

Además de esa, el voluntariado andaluz hace otra reivindicación, ya que la crisis social provocada por la pandemia “agudiza aún más la debilidad del sector, que ha tenido que invertir fondos en adaptar sedes y programas en favor de la seguridad de la propias personas voluntarias. El aumento de casos y atenciones necesita de la inversión pública y privada para poder ser eficaces en la lucha contra la pobreza y la exclusión, que en Andalucía roza ya el 40% de la población”.

Y el esfuerzo que se está haciendo se reconoce: la Plataforma Andaluza de Voluntariado ha recibido en estos días la Mención Especial de la Asociación de Fundaciones y asociaciones de Andalucía, por la labor desarrollada durante la pandemia, ofreciendo ayuda y coordinando el voluntariado para atender las necesidades de las personas.

Compartir:
Noticias recomendadas