El voluntariado aragonés atiende a 88.000 personas durante el confinamiento

 En Noticias, Nuestras Entidades
Voluntariado de la Fundación Rey Ardid para el montaje de pantallas de protección de la iniciativa CoronaMakers. /Coordinadora Aragonesa de Voluntariado

Las 89 entidades de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado han puesto en marcha distintas iniciativas para atender a los colectivos más vulnerables durante la situación de alerta del COVID-19.

En estas semanas de confinamiento han atendido a unas 88.000 personas en riesgo de exclusión, gracias a la colaboración de más de 2.000 personas voluntarias.

Casi un 60% de las entidades han mantenido sus servicios habituales adaptándolos a la situación. Y además han creado nuevas iniciativas para afrontar la pandemia. Es el caso de la propia Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, que ha gestionado programas de compra y reparto de productos alimenticios y farmacéuticos a los colectivos de mayor riesgo.

También recogida y distribución, montaje y reparto de material de protección para personas voluntarias. Y a personas con síntomas o diagnóstico de COVID-19 que permanecen su domicilio. Así como reparto de tareas y material escolar a niños y niñas que no cuentan con la posibilidad del acceso virtual, en colaboración con los centros educativos. Ha trabajado en el montaje y confección de material de protección para entidades. Y el establecimiento y coordinación de sistemas de comunicación para evitar el aislamiento de personas confinadas.

Todos estos programas se enmarcan dentro de la iniciativa Frenalacurva.net, impulsada por el LAAAB (Laboratorio de Aragón Gobierno Abierto), del Gobierno de Aragón.

Programas online

Por otro lado, más de la mitad de estas entidades se han visto obligadas a cerrar sus servicios habituales por la situación de confinamiento. Pero han reaccionado rápidamente abriendo otros programas de atención a las personas en riesgo de exclusión en sus necesidades básicas. Los programas de sensibilización, formación y acompañamiento se han mantenido en más del 75% de las entidades gracias a las herramientas online.

Los programas más afectados por el cese de actividad han sido los de ocio y tiempo libre. Y se han reforzado aquellos que afectan a colectivos vulnerables como personas mayores y niños/as a través de las actividades de concienciación, capacitación  y apoyo, principalmente.

Las entidades que trabajan con colectivos en situación de riesgo de exclusión y que realizan servicios de reparto de alimentos o asistencia también han continuado con estas actividades.

Aumento del voluntariado

En cuanto a la situación del voluntariado, cabe destacar el creciente interés de los aragoneses en participar en actividades solidarias.

La Coordinadora Aragonesa de Voluntariado ha orientado a más de 180 personas hacia las distintas iniciativas solidarias que han surgido durante el periodo de alarma. Además ha habido una importante implicación de la ciudadanía que ha tenido un efecto multiplicador  y ha ayudado a dar  respuesta a las nuevas necesidades.

Para difundir todas estas iniciativas, la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado ha abierto una página web en la que difunde estos proyectos y da visibilidad a la actividad de las entidades.

La Coordinadora Aragonesa de Voluntariado es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo ámbito de actuación es la Comunidad Autónoma Aragonesa y que tiene sus fines en el fomento y la defensa del voluntariado.

Actualmente engloba a 89 entidades de voluntariado que en total cuentan con más de 19.444 voluntarios, que atienden a más de 130.000 personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos, gracias a la colaboración de 77.629 socios.

Noticias recomendadas