Día Mundial de la Esclerosis Múltiple: no hay que ver para creer

 En Noticias, Nuestras Entidades

Desde el año pasado, el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple(EM) tiene lugar de manera fija el 30 de mayo. Personas con EM y Asociaciones de todo el mundo se unen en esta fecha para aumentar la visibilidad y sensibilización en lo referente a esta enfermedad, de la cual aún no se conocen ni su causa ni su cura, pero ante la que se han realizado numerosos avances en investigación en los últimos tiempos.

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurológica. Se diagnostica en personas jóvenes y no se sabe su causa ni su cura. Se la conoce como “la enfermedad de las mil caras” porque se manifiesta de muchas formas. Cada caso es diferente.

“No es necesario que veas mis síntomas de la Esclerosis Múltiple para creértelos”

a EM puede provocar un amplio abanico de síntomas (fatiga, problemas de visión, dificultad de movilidad y equilibrio, sensibilidad al calor, depresión, dolor…), pero no se presentan todos en todas las personas, ni lo hacen con la misma intensidad. A veces aparecen y desaparecen a lo largo del tiempo.

Algunos síntomas no se aprecian a simple vista (son invisibles) y por eso son muy difíciles de comprender para los demás, incluyendo a familiares, amigos… Sin embargo, pueden condicionar seriamente la calidad de vida de las personas.

Precisamente por ello, este año la campaña hace hincapié en los ‘síntomas invisibles’ de la Esclerosis Múltiple.

El lema es ‘No es necesario que veas mis síntomas de la Esclerosis Múltiple para creértelos’ y el hashtag en español #MiEMinvisible.

Algunos de estos síntomas se recogen en los materiales de sensibilización: problemas de visión, dolor, problemas de movilidad, fatiga, mareos, espasmos musculares, sensibilidad al calor, depresión, dificultad al tragar y confusión mental.

Noticias recomendadas