Save the Children reclama medidas para frenar la pobreza infantil en Madrid

 En Noticias, Nuestras Entidades

Save the Children estima que, como consecuencia de la crisis económica y social derivada de la Covid-19, el 36,9% de los niños y niñas de la Comunidad de Madrid estaría en riesgo de pobreza en 2021. En 2019 la pobreza infantil afectaba al 27% de los niños y niñas madrileñas. Por ello, la organización pide a los grupos políticos que, en la próxima legislatura, prioricen medidas destinadas a frenar la pobreza entre las familias más vulnerables con menores a cargo.

“La Renta Mínima de Inserción (RMI) y el Ingreso Mínimo vital no son efectivos para paliar la pobreza infantil en la Comunidad de Madrid. Son necesarios cambios en la RMI para que puedan acceder los colectivos más vulnerables. Y complementos para cubrir los gastos de vivienda y crianza que afrontan las familias”, señala Catalina Perazzo, directora de Incidencia Social y Política de Save the Children. El coste de la crianza en la Comunidad de Madrid es uno de los más altos a nivel nacional, oscilando entre los 550 euros y los 700 euros mensuales.

La inversión en infancia ha sido considerada prioritaria en el diseño de los fondos europeos de recuperación. Estos fondos suponen una oportunidad única para que la Comunidad de Madrid dé una señal inequívoca de compromiso con el futuro de la infancia, a través de su plan autonómico de recuperación. Save the Children considera necesario poner en marcha medidas urgentes no solo para luchar contra la pobreza infantil, sino también para acabar con las desigualdades que genera el sistema educativo. Y mejorar la atención a la infancia que sufre cualquier tipo de violencia. La organización ha tenido la oportunidad de trasladar sus propuestas a Ciudadanos, Partido Popular, PSOE, Unidas Podemos y está a la espera de poder reunirse con el resto de grupos políticos.

Educación

En materia educativa, la organización propone que se implementen medidas para reducir la elevada segregación escolar en la Comunidad de Madrid, manteniendo la libertad de elección de centro por parte de las familias y la igualdad de oportunidades. Un reciente análisis de Save the Children y EsadeEcPol hace hincapié en que se dote de recursos suficientes a los centros en Madrid para que puedan atender las diferentes necesidades de su alumnado y mejorar sus proyectos educativos. Asimismo, plantea garantizar que se dé más valor a la renta familiar en los criterios de admisión.

Save the Children insiste además en la necesidad de aprobar una nueva Ley de infancia autonómica, que sustituya a la ley actual vigente desde hace 26 años, primando el interés superior del niño, la no discriminación y la equidad. Asimismo, señala como fundamental la creación de la “La casa de los niños y las niñas de la Comunidad de Madrid” (modelo Barnahus), un espacio único donde se pueda atender de manera integral a los niños y niñas víctimas de algún tipo de violencia para evitar que acudan a múltiples instituciones y que tengan que repetir su testimonio varias veces, con el objetivo de reducir su revictimización. En 2019, se interpusieron más de 2.000 denuncias por violencia sexual a menores de 18 años en la Comunidad de Madrid, pero es tan solo la punta del iceberg ya que la mayor parte de los casos no son denunciados.

“Los niños y las niñas no podrán votar este 4 de mayo, pero los representantes públicos siguen teniendo la obligación de legislar para ellos. Pedimos a los grupos políticos de la Comunidad de Madrid que incorporen nuestras propuestas en sus futuros planes de gobierno”, concluye Perazzo.

 

Compartir:
Noticias recomendadas
cialis online ... comprar viagra