Lucía Martínez, Responsable de Políticas de Infancia en Save The Children

“Erradicar la pobreza y garantizar los derechos de la infancia es nuestra prioridad”

Todavía queda mucho por hacer para crear un mundo apropiado para los niños y niñas. La situación de sus derechos en España antes de la crisis por el COVID19 ya era preocupante, y se alejaba bastante de las premisas recogidas en la Convención de la ONU de 1989.

Con motivo del 20 de noviembre, el Día Mundial de la Infancia, hablamos con Lucía Martínez (Valencia, 1987), responsable de Políticas de Infancia en Save the Children.

 En Entrevistas, PVE
MAURICIO H. CERVANTES

Desde 2016 trabaja en esta organización comprometida con el desarrollo de la infancia, y hoy nos cuenta cuáles son los retos que existen en España para que los niños y las niñas tengan un porvenir alejado de la pobreza (incrementada por la actual crisis sanitaria y económica) y de la violencia. Además, charlamos sobre el futuro de la educación de calidad: otro de los temas imprescindibles sobre la infancia durante estos difíciles tiempos pandémicos.

Háblemos de la infancia en España en los tiempos de la pandemia.

Aún no conocemos por completo cómo esta crisis ha impactado en las familias más vulnerables, aquellas que ya estaban en riesgo de exclusión antes de la pandemia.  Pero nosotros ya sabíamos que la situación de la pobreza en la infancia aquí en España ya era mala. Las últimas encuestas nos revelaban que había un 27% de los niños y las niñas en situación de pobreza relativa (todo previo a la irrupción de la covid-19). Sin embargo, lo que sí sabemos es que la pandemia ha sido un acelerador de las brechas de desigualdad, y que las condiciones en la vida de las personas han empeorado durante esta crisis sanitaria que ya se ha convertido en social. Nuestras estimaciones son que para final de año (y principios del siguiente) esa cifra podrá ser de hasta 33%.

Por supuesto que habrá una mayor desigualdad. Y también más pobreza. Estamos ante un problema estructural muy grande: España es el tercer país con mayor pobreza infantil en Europa.  La situación es grave porque estar en pobreza supone la vulneración de muchos derechos.

Por ejemplo…

La desigualdad educativa. La pandemia incrementará este fenómeno debido a cuestiones como la semi presencialidad. Habrá fracaso y abandono escolar. La educación de calidad, sin duda, sufrirá bastante debido a esta crisis. También hablamos de violencia. No tengo los datos en este momento, pero lo que sí sabemos es que la violencia de género aumentó durante el confinamiento, y esto indudablemente ha repercutido en la infancia.

¿De qué manera se puede enfrentar esta crisis?

Respecto a la pobreza infantil, nuestra prioridad es que los Presupuestos Generales del Estado tengan una partida suficiente para la lucha contra ella. Sobre el Ingreso Mínimo Vital creemos que es una buena política, pero en nuestras investigaciones hemos podido ver que esto no ha conseguido reducir los índices de pobreza. Hasta ahora, la única prestación no contributiva había sido la ‘prestación económica por hijo o menor acogido a cargo’. Y con la introducción del Ingreso Mínimo Vital puede que deje de existir. Para Save the Children es muy importante que esa prestación se mantenga, porque gracias a ella, como así lo hemos podido ver, sí que se ha podido reducir la pobreza. Realmente es una gran ayuda para muchas familias que viven en situación económica muy complicada.

En España ¿es la pobreza el gran problema para la infancia?

Es el gran problema desde hace mucho tiempo. Las tasas sobre la pobreza infantil no han bajado. Aquellas referentes a la pobreza en adultos que no tienen niños a su cargo, sí que habían disminuido. Pero las de pobreza infantil no. De hecho, han empeorado. Hablamos de un problema crónico.

Durante un momento sí que se vio que bajaban, pero por desgracia eran disminuciones prácticamente imperceptibles. No obstante, debido a la pandemia la situación ha vuelto a empeorar. Aún no se ha hecho el balance total del impacto de ésta, y tendremos que contemplar también las cifras oficiales, pero como ya te lo he dicho, nuestra proyección es que habrá un aumento en la pobreza infantil de hasta un 33%.

¿Qué es lo que más le preocupa sobre el mundo en el que está creciendo su hija? (Lucía tiene una hija de dos años)

Una de las cosas que más me preocupa es la desigualdad que existe en los centros educativos, públicos y no públicos. Me parece que eso limita la elección real de las familias. Me gustaría que todos los centros, públicos y concertados, tuviesen una propuesta y una calidad comparables.

Por otra parte, ahora mismo estamos ante una de las mayores emergencias educativas de la historia. La desconexión con la escuela, así como la grave crisis económica, pueden traducirse en un aumento en la inequidad en el aprendizaje, en la repetición, y en el abandono prematuro de los estudios. En muchas de las familias más vulnerables puede haber abandono escolar infantil en el primer ciclo, algo que privaría a muchos niños y niñas de estímulos clave para su desarrollo y bienestar.

¿Piensan que aumentará el abandono escolar?

Más del 90% de los estudiantes de todo el mundo (1.600 millones de niños y niñas) han interrumpido sus clases como medida para frenar a la pandemia. En Save the Children estimamos que son 9.7 millones de niños y niñas los y las que a raíz de este fenómeno ya están en riesgo de no regresar nunca a las aulas.

España ya tiene la tasa de abandono escolar más alta de la Unión Europea (17,3%). Si no se toman las medidas necesarias para hacer frente a este grave problema, podríamos ver un aumento de hasta 1,7 puntos.

¿Cómo valora Save the Children la Ley de Protección a la Infancia?

Nuestra prioridad es la lucha para la erradicación de la violencia que sufren los niños y las niñas. El impulso de esta ley es algo que lleva en discusión demasiado tiempo, así que su aprobación sería un inmenso logro. Ello nos colocaría a la cabeza, sería la primera ley integral de esa naturaleza, y es por eso por lo que consideramos que el Congreso tiene que dar absoluta prioridad a su aprobación.

Se trata de una ley fundamental para mejorar y para garantizar la seguridad a la infancia. Es una ley integral porque contempla la violencia en todos los lugares, no sólo en el ámbito familiar.

¿Qué otros grandes retos tenemos los adultos de hoy para que los niños tengan un porvenir más promisorio?

Por supuesto, el tema medioambiental. Pero pienso que diseñar ahora políticas sociales más eficientes y mejores puede marcar una diferencia. Considero que es importante pensar en políticas públicas ahora para poder así diseñar el futuro de nuestros hijos.

Hablemos del voluntariado en Save the Children

Me gustaría mencionar lo importante que es para nosotros la ayuda y el apoyo que recibimos de los y las voluntarias. Sobre todo, en una entidad como la nuestra que es defensora de la infancia. Sin nuestro voluntariado no podríamos llegar a tantos sitios a los que lo hacemos. Sin ellas, no llegaríamos tan lejos.

Nos ayudan de muchas maneras. Intervienen de manera directa, lo cual es fundamental, además de que aportan sus conocimientos en el terreno de trabajo. También, con la difusión y la investigación. Y con cuestiones tecnológicas. Para nosotros, su ayuda es decisoria. Están en la calle, frente al Congreso de los Diputados, nos ayudan a hacer visibles los mensajes.

Te cuento una anécdota. Una vez participamos en un congreso donde las ONG publicaban sus estudios e investigaciones sobre segregación escolar en la Comunidad de Madrid, y allí montamos nosotros un stand. Resulta que nuestras voluntarias se habían leído muy bien el informe, lo habían comprendido a la perfección, y se lo comunicaban a la gente de manera inmejorable; mucho mejor de lo que lo habíamos hecho nosotros. Ellas fueron capaces de leerlo, comprenderlo y explicarlo de manera sencilla, clara, y con un lenguaje mucho menos técnico para que así la gente pudiese enterarse mejor de nuestro trabajo.

 

 

 

 

 

 

Noticias recomendadas