Plena Inclusión valora positivamente el nuevo pacto presupuestario

 En Archivo, Nuestras Entidades

Plena Inclusión valora de forma positiva el acuerdo de Presupuestos Generales del Estado 2019 que han alcanzado PSOE y Podemos, que  contempla elevar progresivamente la prestación por hijo a cargo, que –de ser aprobada la propuesta del acuerdo– pasaría en 2019 de 291 a 473 euros anuales. En su capítulo 6, referente a la Ayuda a las Familias, afirma que esta subida de la prestación por hijo a cargo “permitiría una reducción de la pobreza infantil severa del 14,7%, lo que equivale a reducir el número de niños y niñas en pobreza severa en 99.500, un 16 % del total”.

Hace una semana, representantes de Plena inclusión se reunieron con el Alto Comisionado para la lucha contra la Pobreza Infantil, Pau Marí-Klose, al que le transmitieron la demanda de elevar esta ayuda por hijo a cargo, eliminando los límites de ingresos para el acceso a dicha prestación en el caso de hijos con discapacidad. Igualmente, le trasladaron la necesidad de aumentar de manera proporcional la cantidad prevista para las familias con hijos e hijas con una discapacidad reconocida de más del 65% o 75%.

Igualmente, en la citada reunión con al Ato Comisionado, Plena inclusión trasladó la necesidad de potenciar las medidas de conciliación y apoyo en el hogar para garantizar el apoyo a la Infancia en relación con la escolarización de 0 a 3 años de niños y niñas con discapacidad.

Para el presidente de Plena inclusión, Santiago López Noguera, “atender las necesidades de las familias con hijos con discapacidad debe ser una prioridad, ya que ello evitará situaciones de pobreza y compensará el sobrecoste económico que supone la discapacidad para estas familias”.
Plena inclusión –en su Informe del sobreesfuerzo económico” publicado en 2015–, valoró este sobrecoste en 24.237€ anuales (elevados a 47.129€. en el caso de personas con grandes necesidades de apoyo (nivel III de dependencia). La propia aplicación de la Ley de Autonomía Personal y atención a la Dependencia, lejos de reconocer el derecho de forma universal, plantea el copago abusivo de los servicios por parte de estas familias, lo que incrementa este esfuerzo.

Los datos oficiales revelan que las discapacidades se concentran en los hogares pobres. En ellos, según la Encuesta EDAD 2008 del INE, la renta media es un 25% inferior a la media de los hogares en los que no hay ninguna discapacidad. El trabajo se sitúa como la principal fuente de ingresos en el 79% de los hogares, pero desciende hasta el 49,5% en aquellos donde hay una discapacidad, y al 40% en aquellos donde hay dos, ya que en muchas ocasiones alguno de los padres (sobre todo las madres) tienen que dejar de trabajar .

Últimas Noticias