Parados pero muy activos

 En Archivo, Nuestras Entidades

Han perdido el empleo, pero no se han cruzado de brazos:

“Cuando dejas de trabajar y tienes tiempo te das cuenta de que ser voluntario no te quita tantas horas como creías, sólo tienes que tener ganas”

“Acompaño a una mujer ciega de 86 años un rato los jueves por la tarde. Ella lo agradece, porque lo que peor lleva es la soledad, y para mí también es gratificante y no me supone apenas nada de mi tiempo”

“Te ves en una situación frustrante, con apenas recursos, y esta es una manera de canalizar eso y de aportar algo. Dejas de verte un poco el ombligo y puede ser que ayude a que abras los ojos y pienses no sólo en ti, sino a nivel social y comunitario”

Vía Diario Información

Últimas Noticias